Como combatir el insomnio durante el embarazo temprano

Si quieres saber cómo combatir el insomnio durante el embarazo temprano, estás en el sitio indicado. Usualmente, este tipo de problema suele aparecer debido a los cambios hormonales. Muchas mujeres experimentan insomnio en algún momento durante el embarazo.

insomnio durante el embarazo temprano

Aunque algunos estudios revelan que hay más probabilidad que ocurra insomnio en aquellas mujeres que tienen problemas para dormir antes de quedar embarazadas, la verdad es que cualquiera puede experimentar trastornos del sueño durante el embarazo.

El insomnio podría empeorar a medida que avanza el embarazo; sin embargo, puede ocurrir en cualquier etapa. Si el insomnio ocurre durante el primer trimestre, hay más probabilidad que la causa sean los cambios hormonales.

¿Qué causa el insomnio al comienzo del embarazo?

Los niveles de la hormona progesterona son altos durante el primer trimestre, y esto puede causar somnolencia y siestas durante el día.

Tema de interés: Esto le pasará a tu cuerpo si estás esperando un bebé

Además de los cambios hormonales, los factores que pueden empeorar el insomnio incluyen:

  • Hambre
  • Alimentos picantes, especialmente si se comen cerca de la hora de acostarse
  • Náuseas
  • Ansiedad o depresión
  • Malestar físico
  • Viajes frecuentes al baño
  • Síndrome de piernas inquietas (RLS)

Otras causas menos obvias incluyen la dificultad para respirar, y esta dificultad a veces afecta la respiración de una persona por la noche cuando está embarazada. Esto puede causar ronquidos y pausas breves en la respiración llamadas “apnea”.

Remedios caseros simples

Según los primeros estudios, el uso de pastillas para dormir durante el embarazo requiere precaución. Esta restricción puede parecer frustrante, pero algunos remedios y/o técnicas naturales pueden combatir el insomnio de manera segura:

1. Una mejor higiene del sueño

La higiene del sueño se refiere a hábitos que hacen que sea más fácil conciliar el sueño, esto ayudará a que el cerebro reciba la indicación de entrar en relajación y comenzar a dormir. Puedes probar lo siguiente:

  • Despierta y acuéstate a la misma hora todos los días.
  • Solo duerme en la cama y no en ningún otro lado.
  • Mantén la habitación oscura y fresca.
  • Haga que la cama sea lo más cómoda y acogedora posible.
  • No utilices pantallas en la cama (teléfonos o televisión).
  • Si han pasado de 15 a 30 minutos y no puedes dormir, levántate.
  • Limite la cafeína antes de acostarse o elimínela durante todo el día.
  • Limite los líquidos en las horas antes de acostarse.

Otros hábitos para promover el sueño incluyen recibir un masaje para reducir el estrés o tomar un baño tibio antes de acostarse.

2. Suplementos dietéticos

Las personas embarazadas no deben usar suplementos dietéticos sin consultar primero con un médico. Sin embargo, los suplementos herbales y dietéticos pueden ayudar con el sueño (ejemplo: los suplementos de la hormona natural melatonina).

Las personas con RLS (Síndrome de piernas inquietas) pueden tener deficiencia de hierro y ácido fólico, por lo que si RLS mantiene a una persona despierta por la noche, debe pedirle a su médico que le haga pruebas de deficiencias nutricionales.

3. Técnicas de relajación

Los ejercicios de relajación pueden ayudar a calmar una mente ansiosa: puedes probar la relajación progresiva, que consiste en relajar lenta y constantemente cada músculo del cuerpo, uno a la vez, comenzando por los dedos de los pies. La meditación también puede ayudar, el yoga es buen ejemplo de técnicas de relajación.

4. Terapia cognitiva conductual o TCC

Puede ayudar a las personas a manejar sus pensamientos y sentimientos sobre el sueño mientras cambian su comportamiento.

Las personas con privación severa del sueño para dormir puede probar las TCC para:

  • entender su insomnio
  • hablar a través de las emociones que juegan un papel en el insomnio
  • hacer cambios saludables que reduzcan el insomnio

Esta terapia puede resultar más útil en aquellas personas que sufren de ansiedad o depresión.

5. Actividad física

Las demandas físicas del embarazo junto con el aumento de peso constante pueden hacer que sea difícil mantenerse activa. El ejercicio durante el embarazo tiene muchos beneficios:

  • menor riesgo de diabetes gestacional
  • menos dolor de espalda
  • mejora de la salud del corazón

El ejercicio suave también puede ayudar con el insomnio. Algunas condiciones pueden hacer que no sea seguro hacer ejercicio durante el embarazo, por lo que las personas deben consultar a un médico antes de comenzar cualquier nueva rutina de ejercicios.