Embarazo durante la pandemia de COVID-19: Lo que debes saber

Convertirse en padres no suele ser sencillo, es lindo traer una nueva vida al mundo; sin embargo, durante las primeras semanas los padres se dan cuenta que sus niños no han llegado con un manual de instrucciones, y menos ahora, ¡embarazo durante la pandemia! ¿Qué necesitas saber? Te lo contamos…

Cuando se trata de embarazo durante la pandemia, existe una grave falta de información, estudios y protocolo sobre cómo proceder. Muchos padres se preguntan cómo esta pandemia alterará sus embarazos, nacimientos y transiciones posparto.

La siguiente información es lo que se conoce (hasta el momento) sobre el embarazo y los coronavirus. Atención: no es mucho. A medida que recopile más información, iremos actualizando esta página. Si tienes alguna experiencia personal con COVID-19 y el embarazo, el parto y/o el posparto, puedes dejar un comentario para compartir con toda nuestra comunidad.

Embarazo y coronavirus: lo que necesita saber

Estas son las principales preguntas que los futuros padres suelen hacer sobre los embarazos en medio de esta pandemia por COVID-19:

¿Es el embarazo un factor de riesgo para COVID-19?

Las personas mayores y aquellos con problemas médicos subyacentes como presión arterial alta, enfermedades respiratorias, problemas cardíacos o diabetes, tienen más probabilidades de desarrollar complicaciones graves. En este momento, no hay ninguna investigación que indique que la población embarazada esté en mayor riesgo de contraer COVID-19.

Sin embargo, debido a que las personas embarazadas experimentan un aumento de la frecuencia cardíaca, el consumo de oxígeno y la disminución de la capacidad pulmonar, las personas embarazadas podrían considerarse una población en riesgo. Sin embargo, nuestro enfoque debe continuar siendo la prevención y el manejo.

¿Qué pasa con los embarazos de alto riesgo?

No hay suficiente información para saber cómo el COVID-19 impacta los embarazos de alto riesgo y cuáles pueden ser los resultados de su embarazo. Sin embargo, sabemos que las fiebres altas en el primer trimestre aumentan el riesgo de defectos congénitos. Las personas con embarazos de alto riesgo deben buscar atención personalizada.

¿Las personas embarazadas deben quedarse en casa?

Las personas embarazadas deben evitar grandes multitudes, aumentar el lavado de manos y seguir todos los protocolos de prevención mencionados por las autoridades de cada país. Si está próxima su cita de rutina, lo mejor es comunicarse con su médico para establecer un horario en el que no haya mucha afluencia de personas; o, en todo caso, ser atendida en un consultorio particular.

Si contraigo el COVID-19, ¿también lo tendrá mi bebé?

No hay investigaciones sobre mujeres embarazadas que transmitan coronavirus a sus fetos (transmisión vertical). Sin embargo, sabemos que COVID-19 se transmite a través de gotitas respiratorias. Mientras están en el útero, los bebés no reciben oxígeno a través de su sistema respiratorio y, por lo tanto, no pueden contraer coronavirus a través de las gotas respiratorias.

También sabemos que de los pocos informes que tenemos, las mujeres que dieron a luz mientras dieron positivo para COVID-19, sus bebés, sangre de cordón umbilical, líquido amniótico y leche materna, todos dieron negativo para COVID-19. ¡Estas son buenas noticias!

Trabajo de parto, parto y coronavirus

Una vez más, hay una falta de investigación e información sobre COVID-19 y el embarazo, el parto y el posparto.

Tenemos informes sobre 34 mujeres embarazadas que dieron a luz mientras dieron positivo para COVID-19. Su edad promedio era de 30 años, y por lo general dieron a luz alrededor de 30 semanas. La fiebre y la tos fueron sus síntomas más comunes al momento del parto. La mayoría de estas mujeres dieron a luz por cesárea dentro de los 13 días posteriores al inicio de sus síntomas. Ninguna mujer ha muerto, pero dos de estas mujeres se quedaron en la UCI.

Necesitaremos más datos antes de poder indicar mayor información. Por lo pronto, puedes escuchar a los expertos en este video:

La principal medida que se han tomado con las mujeres embarazadas para prevenir el contagio por COVID-19, es:

Reducción de las visitas de triaje

En un esfuerzo por minimizar la congestión en los hospitales, los expertos están alentando a los padres a reducir las visitas de triaje. Como principal opción ante cualquier consulta se podrían contratar los servicios de un médico particular o acudir a tele consultas.

Si experimenta síntomas de COVID-19, comuníquese con su médico u hospital antes de llegar a una cita, para asegurarse de que se puedan implementar medidas adecuadas de control de infecciones.

Bebés y Coronavirus

A partir de febrero de 2020, el 2% de las infecciones por coronavirus se produjeron en personas menores de 20 años. En alrededor del 50-80% de los niños infectados, el síntoma más común fue fiebre. Ha habido 9 bebés que han tenido infecciones leves de las vías respiratorias superiores, algunos con fiebre y otros con tos. Hasta ahora, parece que COVID-19 es generalmente leve en los niños.

En este momento, se desconoce cómo los coronavirus afectan a los bebés. Los bebés nacidos de madres infectadas se consideran personas bajo investigación (PUI) y se recomienda aislar al bebé en una habitación separada de la madre. Además, se sugiere limitar las visitas de los bebés solo al otro padre o cuidador.

Si aislar al bebé de la madre no es una opción debido a la elección de los padres o la falta de espacio hospitalario, se recomienda usar una cortina para separar al bebé de la madre infectada y permanecer al menos a seis pies de distancia. Si un padre infectado decide cuidar al bebé por sí mismo, se deben implementar métodos de control infeccioso adecuados.

Tema de interés: Como manejar la ansiedad durante el embarazo de forma natural