¿Qué debo saber sobre el embarazo ectópico?

¿Sabías que el 1 a 2% de los embarazos son ectópicos? Esto ocurre cuando el óvulo se implanta en otro lugar que no sea el revestimiento uterino, ¿qué tan peligroso es? ¿Qué debes saber sobre el embarazo ectópico? Hoy resolveremos tus dudas.

Si bien el tipo más común de embarazo ectópico implica la implantación del óvulo fertilizado en la trompa de Falopio, también es posible que se implante en un ovario, cavidad abdominal o cuello uterino.

Desafortunadamente, no hay forma de que un óvulo fertilizado sobreviva fuera del útero, y la ciencia aún no ha encontrado una manera de transferir con éxito un embarazo ectópico al útero.

¿Cuáles son los síntomas de un embarazo ectópico?

Los síntomas de un embarazo ectópico pueden aparecer entre seis y ocho semanas después de su último período y más, según el área de implantación.

Si te has hecho una prueba de embarazo con un resultado positivo, puedes sospechar un embarazo ectópico si experimentas los síntomas más comunes: sangrado vaginal leve y dolor pélvico.

Otros síntomas de un embarazo ectópico

  • Náuseas y vómitos dolorosos
  • Calambres abdominales agudos
  • Dolor en un lado del cuerpo.
  • Dolor en el hombro
  • Debilidad
  • Mareos
  • Aturdimiento extremo
  • Desmayos
  • Dolor abdominal intenso
  • Estado de shock (presión arterial baja, pulso débil y rápido, piel pálida y / o confusión)

Ante la aparición de síntomas de “estado de shock”, acuda con urgencia al hospital, ya que estos son signos probables de ruptura de las trompas de Falopio.

¿Cuáles son las pruebas para confirmar un embarazo ectópico?

Reserve una cita con su médico para analizar sus síntomas y hacerse un chequeo.

Se le realizará una prueba de hormonas en la sangre para confirmar su embarazo, además de un examen pélvico. Es probable que se ordene una ecografía transvaginal para determinar la ubicación del saco gestacional

Tema de interés: ¿Cuáles son las pruebas prenatales más comunes?

Importante

  • Si el embrión no se encuentra en el útero durante la ecografía, la causa podría ser un embarazo ectópico o un aborto espontáneo, pero también puede estar simplemente en las primeras etapas de un embarazo saludable.
  • Los embarazos ectópicos pueden ser difíciles de diagnosticar con certeza total en una ecografía, por eso se realizan análisis de sangre repetidos para controlar los niveles de hormonas del embarazo, que aumentan más lentamente en un embarazo ectópico que en un embarazo típico.

¿Qué puede causar un embarazo ectópico?

Si el tamaño o la forma de la trompa de Falopio se ha alterado por daños, infección o inflamación, un óvulo fertilizado puede atascarse mientras viaja a través de la trompa. Otro factores:

  • Desequilibrio hormonal.
  • Mal funcionamiento uterino y tubárico.
  • Desarrollo anormal del óvulo fertilizado.

Hay factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de un embarazo ectópico:

  • Tener entre 35 y 44 años.
  • Haber tenido un embarazo ectópico previo.
  • Experimentar inflamación de las trompas de Falopio u órganos cercanos por infecciones de transmisión sexual como clamidia o gonorrea.
  • Tener afecciones como endometriosis, tumores fibroides, tejido cicatricial pélvico o enfermedad inflamatoria pélvica (EIP).
  • Experimentar infertilidad o usar medicamentos y tratamientos para la fertilidad, como la fertilización in vitro (FIV).
  • Tener cirugías previas para cerrar o corregir una trompa de Falopio dañada.
  • Quedar embarazada después de atar sus tubos, o tener sus tubos «desatados» (ligadura de trompas y reversión de la ligadura de trompas).
  • Fumar cigarrillos
  • Quedar embarazada mientras usa un dispositivo intrauterino (DIU).

¿Cómo se tratarlo?

Hay tres opciones para tratar un embarazo ectópico.

Manejo expectante, la opción menos invasiva

Debido a que algunos embarazos ectópicos no se rompen y, en cambio, pueden reabsorberse solos con un dolor y sangrado mínimos, es posible dejar que su cuerpo se resuelva solo bajo la estrecha observación de un médico.

Si el embarazo está en las primeras etapas o no ha sobrevivido, la hormona del embarazo está cayendo, no hay sangre en el abdomen y no tiene dolor, es posible pedir que las cosas se desarrollen de esta manera.

Inyección de metotrexato (Trexall)

Si el embarazo ectópico se detectó lo suficientemente temprano. Este medicamento previene el crecimiento de las células del embrión y permite que se reabsorban.

Cirugía

Es la opción final, que puede ser la laparoscopía más común (cirugía de ojo de cerradura) o una laparotomía (cirugía abierta, que puede ser necesaria si hay un tubo roto o un sangrado abundante). Siempre que sea posible, el cirujano optará por crear un pequeño corte para eliminar el embrión de su trompa de Falopio y dejar el resto de su trompa solo. En casos más graves, es posible que deba extraerse todo el tubo.

¿Puedo quedar embarazada después de tener un embarazo ectópico?

¡Si! Pero el proceso puede ser desafiante, especialmente si le han extirpado una trompa de Falopio. Si está lista, hable con su médico sobre cuándo es seguro volver a intentarlo, y considere reunirse con un especialista en fertilidad para ayudarla a navegar un viaje seguro y saludable hacia su próximo embarazo.

Salud mental después de un embarazo ectópico

Se debe reconocer que un embarazo ectópico puede afectar no solo su cuerpo físico, sino también su salud mental: ha experimentado una pérdida y es normal sentir una variedad de emociones que incluyen dolor, culpa, ira, ansiedad y preocupación, entre otras miles.

Si tiene dificultades para sobrellevar estos sentimientos, hable con su médico sobre sus preocupaciones y opciones. Comuníquese con su grupo de apoyo y acepte sus ofertas para ayudarlo.

Cuidados después de un embarazo ectópico

Te dejamos este video para que conozcas cuáles son los cuidados que debes tener después de un embarazo ectópico: